Cuerpo, mente y espíritu sanos con Chi Kung

Captura

El Qi gong o Chi Kung es una de las técnicas de sanación integral que se practica dentro de la medicina tradicional china (MTC). Esta técnica, de origen chino y derivada directamente del Daoyin, se practica ampliamente en la actualidad no sólo en Asia sino en todo occidente en general como una manera de lograr equilibrio y bienestar a cuerpo, mente y espíritu. Si quieres saber más sobre esta técnica, sigue leyendo.

¿Cómo funciona el Qi Jong o Chi kung?

Como ya mencionamos, este método de sanación se basa en conseguir una armonía de física, mental y espiritual para así lograr una salud integral de nuestro organismo. Al igual que todas las técnicas semejantes de la MTC, como el Daoyin, el Reiki o el Tai chi, el Qi gong trabaja con la energía vital o chi/qi del cuerpo, dirigiéndola hacia los espacios del cuerpo que deban ser sanados a través de los 12 meridianos del cuerpo.
A diferencia del Daoyin que trabaja con el control de la respiración y una serie de ejercicios corporales, el Chi Kung se basa mayormente en el manejo de la respiración como método de balance energético, con movimientos físicos mucho más suaves, lentos y fluidos que los de su predecesor. De hecho, Chi Kung significa “el trabajo de la respiración” y ayuda a llevar una vida llena de paz.

Practicando el Qi Gong

Para la medicina tradicional china, el individuo consta de tres partes o “tres tesoros” que simbolizan, precisamente, cuerpo, mente y espíritu, que son la base del Qi Jong. Estos tres elementos deben sincronizarse de manera que logremos un equilibrio y por tanto un bienestar en el organismo. Para ello, existen tres grandes pasos, de relajación y conexión:
⦁ Físico: a través de los movimientos busca relajar el cuerpo de adentro hacia afuera; mente, respiración, cuerpo.
⦁ Respiración: una vez se ha relajado el cuerpo es necesario centrar la atención en la cadencia con la que respiramos, es necesario hacerlo de una manera rítmica, se pueden utilizar palabras claves para lograr el ritmo.
⦁ Mente: tras la relajación de cuerpo y respiración se alcanza en consecuencia la relajación de la mente y por ende un estado de equilibrio y paz que sana el organismo con la práctica regular del Chi Kung.

Recomendaciones al practicar Chi Kung

⦁ Busca alejar tus pensamientos.
⦁ Muévete tan suave y lentamente como necesites.
⦁ Respira con el abdomen, no con el pecho.
⦁ Visualiza tu energía recorriendo tu cuerpo de afuera hacia adentro.

Anuncios

3 comentarios sobre “Cuerpo, mente y espíritu sanos con Chi Kung

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.