Tai Chi “EL ARTE SUPREMO”

“La razón mas importante para estudiar Tai Chi Chuan es que cuando finalmente alcanzas el punto en que entiendes el sentido de la vida, aún tienes salud para disfrutarla”

Maestro Chen Man Ching

¿Qué es el TAI CHI CHUAN?

Consiste en una secuencia de movimientos que son ejecutados de forma lenta y continua con  transiciones suaves de uno a otro. A la secuencia de movimientos se le denomina tabla (o kata). Muchos de estos movimientos son el origen de las artes marciales ‘duras’ que conocemos, como el Kárate o KungFu, frente al Tai Chi al que se le llama arte marcial ‘interno’ porque prevalece la suavidad sobre la fuerza, el trabajo interior sobre la exhibición exterior, el cultivo de la armonía y concentración sobre la competitividad, la agresión y la tensión.

 

En la filosofía y medicina china (taoista) existe el concepto de chi (energía), la fuerza vital que mueve el cuerpo. Uno de los principales objetivos del Tai Chi chuan es avivar la circulación de este chi en el cuerpo para mejorar la salud y vitalidad de la persona, previene de enfermedades. Otro de los objetivos es calmar y tranquilizar la mente, que ha de centrarse en la precisa ejecución de los movimientos, es meditación en movimiento. Aprender a hacerlos perfectamente también ayuda a aprender cosas como el equilibrio, flexibilidad, coordinación y ritmo del movimiento.

Esto es en un brevísimo resumen de lo que hace y consigue el que practica este arte , que, no en vano, se ha puesto tan de moda en nuestra sociedad Occidental para contrarrestar el estrés diario y como ejercicio para mantenerse en forma. También hay que decir que el Tai Chi chuan no es una terapia instantánea, ni tampoco un curso de defensa personal en un mes. Es un arte que se debe practicar y perfeccionar con el tiempo.

¿Quién puede practicar Tai Chi?

Las clases de Tai Chi, están pensadas para todas las personas, sin límite de edad o condición física, que quieran mantenerse o ponerse en forma. Tai Chi es un ejercicio que puede se practicado a cualquier edad, desde principiantes a expertos, tan sólo es necesaria la motivación y la perseverancia. Todos empezamos en el mismo nivel, al principio simplemente tienes que copiar lo que ves, en el grado que puedas. La mayor parte del tiempo aprenderás las posturas con detalle y cómo pasar de un movimiento a otro. Progresivamente aprenderás la posición, a mantener el equilibrio y a coordinar los movimientos, hasta aprender unos principios básicos que te permitan la autocorreción. Alcanzarás un nivel en el que los movimientos parecerán surgir por sí mismos, es el momento de disfrutar del Tai Chi Chuan y de sus beneficios.

 

El funcionamiento de las clases

Cada clase comienza con unos minutos de relajación, seguidos de un automasaje suave que sirve para ‘despertar’ el cuerpo (sus energías), a esto se le llama Doin. Vienen después los ejercicios de Chi Kung (trabajo de la energía) que permiten regular la respiración, hacerla más eficiente, y acoplarla al movimiento del cuerpo. Lo anterior sirve como preparación para terminar realizando las tablas (o katas) del Tai Chi Chuan. Finalmente, desde aquí te invito a que vengas a la primera clase de Tai Chi o Yoga gratis, a fin de que puedas experimentar y apreciar verdaderamente estos artes. Esperamos que con la práctica continuada llegues a compartir las mismas satisfacciones que nosotros.

 

El origen y la leyenda

Hay diferentes versiones sobre la historia, origen y creación de este arte. La más popular es la protagonizada por un monje Taoísta Zhang San Feng. Este hombre, posiblemente experto en artes marciales provenientes de Shaolin; fue testigo de una pelea entre una grulla y una serpiente. Sobrecogido por los movimientos sinuosos, evasivos, ligeros e intensos de ambos animales; le inspiraron a crear y desarrollar un sistema marcial más suave, y que incorporará la filosofía natural del Tao.

En la leyenda del Templo Shaolin, el monje descubrió que bajo un estricto régimen de meditación, los monjes se encontraban físicamente muy débiles. Y así diseño las series marciales que fueron la base de las artes marciales Shaolin. En este caso un exceso de atención al área mental se convirtió en una debilidad física, y hubo que restablecer el equilibrio. Los practicantes que comienzan sobre una base física, encuentran que adentrados en el desarrollo de su arte, se verán muy enfocados a la parte mental de la misma.

.

El estilo Yang

En nuestro centro se practica este estilo, consistente en movimientos suaves (identificados con la naturaleza) salpicados de ciertas explosiones de energía proyectada al exterior (como las tormentas naturales), lo que los hace inconfundibles respecto el resto de los estilos.

Beneficios para la salud

  • Aumenta la relajación.
  • Mejora el nivel físico general.
  • Mejora el equilibrio.
  • Estimula el sistema cárdio-vascular.
  • Favorece la circulación de la sangre, sistema linfático y energías internas.
  • Flexibiliza y refuerza la estructura ósea.
  • Mejora la memoria y estimula la capacidad intelectual.
  • Aviva los reflejos y desarrolla la atención.
  • Con todo lo anterior, previene de contraer enfermedades.

¿Cómo?

El Tai Chi Chuan contribuye extraordinariamente a  mantener la salud natural del cuerpo, ya que ayuda a mejorar la circulación sanguínea y linfática, flexibiliza los músculos, aviva los reflejos y, en general, acelera las actividad de todos los sistemas y órganos. Además trabaja sobre la mente, mejora la concentración de la mente, calma el carácter,…

Para explicarlo de forma sencilla, la secuencia de movimientos de los ejercicios del Tai Chi Chuan fluyen suavemente de un músculo a otro, de otro a otro más sucesivamente, y de ahí al conjunto del cuerpo, y del cuerpo a la respiración que se hace lenta y profunda. Esto hace que halla un mayor aporte natural de oxigeno a la sangre, y al cuerpo en general, limpiando y reduciendo las impurezas en todos los órganos del cuerpo, lo que conlleva los efectos beneficiosos anteriormente descritos.

El Tai Chi Chuan consta de movimientos suaves y relajados indicados para establecer el equilibrio de las fuerzas vitales en el organismo (llamadas Ying y Yan). La medicina tradicional china atribuye a las enfermedades un desequilibrio entre ellas, para remediarlo es necesario encontrar el equilibrio. Favoreciendo este equilibrio ayudas a que el cuerpo desarrolle su función eficientemente, interviniendo además sobre cada uno de los órganos. Además, su práctica permite prevenir las tensiones y los desequilibrios que nacen de la agitación de la vida cotidiana.

 

Anuncios